PRIMERA VISITA AL DENTISTA

Quizá te preguntes cuándo debes empezar a llevar a tu hijo al dentista. Las recomendaciones varían de un país a otro. Por lo tanto, te aconsejamos que te informes de cuál es la edad recomendada en tu país o llames a la consulta de tu dentista para preguntar cuándo debes realizar la primera visita con tu hijo. Una recomendación habitual es a los 6 meses de la erupción del primer diente. Es importante que el dentista haga un seguimiento del desarrollo de los dientes de leche de tu hijo, ya que los problemas de salud bucodental pueden afectar a todo, desde la forma de comer hasta la de sonreír. Estos son algunos consejos que te ayudarán a preparar esa primera visita al dentista con tu hijo:

  1. Háblale de la cita antes de ir con el mismo entusiasmo con el que hablarías de una actividad divertida.
  2. Intenta evitar darle demasiada importancia.
  3. Introduce un hábito de higiene bucodental diario para que se acostumbre a que le limpien la boca.
  4. Lleva su juguete o libro favorito a la consulta.
  5. Asegúrate de que ha dormido y comido bien.

MIEDO AL DENTISTA

Muchas personas tienen miedo de ir al dentista, lo que se conoce como dentofobia. Se pueden tomar medidas desde una edad temprana para evitar el desarrollo de este miedo. Esto es especialmente importante si alguien cercano al niño tiene dentofobia. Si esa persona eres tú, pide a alguien de confianza, como tu pareja o un familiar, que lleve a tu hijo al dentista por ti. Así, evitarás que tus sentimientos negativos se trasladen a tu hijo. Recuerda que ellos pueden percibir tus sentimientos, así que intenta mantener la calma, el dentista está ahí para ayudar a tu hijo.

Otra forma de hacer que tu hijo se sienta más relajado es la comunicación y el refuerzo positivos. También puede ser útil introducir el concepto del dentista a tu hijo desde pequeño, por ejemplo, a través de libros, canciones o jugando a fingir.

Si tu hijo ha tenido experiencias negativas previas con otros profesionales de la medicina, ponte en contacto con tu dentista antes de acudir a la cita y avísalo para que pueda tomar más precauciones para asegurarse de que tu hijo se sienta lo más cómodo posible.

VISITAS REGULARES AL DENTISTA

Después de la primera visita de tu hijo al dentista, la frecuencia con la que debe volver depende de su caso, pudiendo ser cada 2 años o con mayor frecuencia. Consúltalo con el dentista de tu hijo para encontrar la mejor opción. Entre estas visitas regulares, mantén la rutina de higiene bucal de tu hijo, ya que el cepillado diario le ayudará a mantener sus dientes de leche sanos y limpios. Ir al dentista debería ser un hábito para toda la vida. Dale un buen ejemplo a tu hijo haciendo que tus propias citas sean también una prioridad.

Artículos relacionados

¡HAZ QUE EL CEPILLADO SEA FÁCIL Y DIVERTIDO!

¿Sabías que los dentistas recomiendan que empieces a cepillar los dientes de tu hijo en cuanto aparezca su primer diente? El cepillado puede ser fácil…

Leer más

PREVENCIÓN DE LA CARIES EN LOS NIÑOS

Los hábitos saludables suelen empezar a una edad temprana así que, si quieres evitar que tu hijo tenga caries, haz que se acostumbre a cepillarse…

Leer más
Brushing baby's teeth

LA IMPORTANCIA DE CEPILLAR LOS DIENTES DE LECHE

Cepillar los dientes de leche puede parecer algo de lo que no preocuparse, ya que los dientes de leche son solo temporales, ¿verdad? En realidad,…

Leer más