El primer diente suele empezar a salir cuando el bebé tiene entre 7 y 8 meses; el primero en salir suele ser uno de los dientes delanteros del maxilar inferior. El momento en que a un bebé le empiezan a salir los dientes varía mucho, por lo que no hay nada de malo en que los signos de la dentición empiecen a aparecer más temprano. A algunos bebés les empiezan a salir los dientes a los tres meses, mientras que a otros puede pasar un año hasta que les aparezca su primer diente. Pero la edad más habitual es entre los 6 y los 10 meses.

Después de los dos primeros dientes delanteros del maxilar inferior, suelen aparecer los cuatro dientes delanteros del maxilar superior. A menudo, les siguen los dientes caninos del maxilar inferior. La mayoría de los niños tendrán sus ocho dientes delanteros cuando cumplan un año.

Este es el orden habitual de la dentición:

  • 6-12 meses: los cuatro primeros dientes delanteros
  • 9-16 meses: todos los dientes delanteros
  • 16-23 meses: dientes caninos
  • 13-19 meses: dientes premolares
  • 22-33 meses: dientes molares

LOS SIGNOS DE LA DENTICIÓN

Uno de los primeros signos de la dentición es el aumento del babeo, que puede empezar incluso dos meses antes de que salga el primer diente. Muchos niños sienten molestias y tienen picores en las encías antes de que empiece el proceso de dentición. Puedes aliviar las molestias con juguetes de dentición que puedan morder.

Cuando llegue el momento de la erupción de los dientes, es probable que las encías del bebé estén hinchadas. También es posible que veas bultos en las encías. Un buen consejo es utilizar un anillo mordedor frío para aliviarle ese dolor, pero recuerda que no debe estar demasiado frío ni congelado.

Muchos padres se preguntan si el crecimiento de los dientes es doloroso. La dentición puede causar presión y picor, pero no suele provocar heridas abiertas. Sin embargo, los niños están más irritables, tienen problemas para dormir y lo más probable es que lloren más de lo habitual.

ALIVIAR LAS MOLESTIAS DE LOS DIENTES EN CRECIMIENTO

Para aliviar las molestias de los dientes que están creciendo, hay algunas cosas que puedes hacer además de usar los juguetes de dentición fríos:

  • Dale a tu hijo algo que pueda morder, como un anillo de goma dura de dentición o un paño frío que hayas enfriado en la nevera, no en el congelador. También puedes frotar con tu dedo limpio, suave pero firmemente, las encías doloridas de tu bebé para aliviar el dolor temporalmente.
  • Los bebés también pueden morder biberones y chupetes. Pero recuerda limpiarlos bien, ya que los restos de zumo, bebidas azucaradas y leche pueden provocar caries.

Artículos relacionados

¡HAZ QUE EL CEPILLADO SEA FÁCIL Y DIVERTIDO!

¿Sabías que los dentistas recomiendan que empieces a cepillar los dientes de tu hijo en cuanto aparezca su primer diente? El cepillado puede ser fácil…

Leer más

LA PRIMERA VISITA DE TU HIJO AL DENTISTA

¿Cuándo debes empezar a llevar a tu hijo al dentista? ¿Qué debes hacer para preparar a tu hijo para su primera visita al dentista? Y…

Leer más

PREVENCIÓN DE LA CARIES EN LOS NIÑOS

Los hábitos saludables suelen empezar a una edad temprana así que, si quieres evitar que tu hijo tenga caries, haz que se acostumbre a cepillarse…

Leer más