El origen del Ratoncito Pérez es difícil de determinar, ya que podemos encontrar rastros de esta costumbre en todo el mundo. El hecho de no saber el origen exacto aumenta la magia de este ser místico tanto para los niños como para los adultos. Quizá por eso, después de tantos años, seguimos manteniendo viva la tradición. Muchos de nosotros crecimos colocando los dientes que se nos habían caído debajo de la almohada antes de acostarnos. Después, por la mañana, encontrábamos el dinero que nos dejaba el Ratoncito Pérez.

ORIGEN DEL RATONCITO PÉREZ

Los precursores del Ratoncito Pérez, tal y como lo conocemos hoy en día, se encuentran en los cuentos y costumbres de Europa (1). Por ejemplo, el cuento francés «La Bonne Petite Souris». En esta historia, una hada se transforma en un ratón y derrota a un rey malvado arrancándole los dientes y escondiéndolos bajo la almohada. Podemos encontrar también otras tradiciones antiguas relacionadas con la pérdida de los dientes de leche, por ejemplo, en el Tíbet, donde los dientes se muelen y el polvo se esparce al viento (2). De estas primeras tradiciones surgió la idea del Ratoncito Pérez, que se menciona en los cuentos desde 1949 y, desde entonces, el número de citas no ha hecho más que aumentar (1).

EL RATONCITO PÉREZ HOY

Hoy en día el Ratoncito Pérez es conocido y querido por los niños de todo el mundo. Incluso se han hecho películas sobre este adorable personaje, como «Pérez, el ratoncito de tus sueños» (3). Se han hecho varias representaciones de él, con sus características habituales, como una mochila o un cofre y una lupa o brújula y a menudo llevando un diente. Esta divertida tradición es también una buena forma de que los padres les recuerden a sus hijos que deben cuidarse los dientes, utilizando como argumento que el Ratoncito Pérez prefiere los dientes sanos. Esta tradición ayuda a iniciar a los niños en el tema del cuidado bucal desde una edad temprana y a enseñarles su importancia.

EN TODO EL MUNDO

Los niños, desde Estados Unidos hasta Noruega, creen en el Ratoncito Pérez o en un personaje similar. Por ejemplo, en algunos países de habla inglesa creen que el Ratoncito Pérez tiene forma de hada (4). La práctica de dejarle un diente al ratoncito también varía. Algunos lo colocan debajo de la almohada y otros lo dejan en un vaso de agua durante la noche (2). Algunas tradiciones se basan en que el Ratoncito Pérez viene por la noche a recoger los dientes perdidos y deja dinero para el niño. En cambio, en otros países como Rusia y Afganistán, piden dientes nuevos y fuertes a cambio de sus dientes de leche (4).

FUENTES:

  1. Killgrove, K. (14 de septiembre de 2016). Where Did the Tooth Fairy Come From?. Forbes. Enlace a la página.
  2. Barker, B. (25 de mayo de 2020). Tooth Fairy is essential worker and reflects adults’ role in the custom. The Washington Post. Enlace a la página.
  3. (n.d.) Tooth Fairy. Enlace a la página.
  4. Lyons, D. (23 de agosto de 2017). Do Other Countries Believe in the Tooth Fairy?. Babbel. Enlace a la página.

Artículos relacionados

¡HAZ QUE EL CEPILLADO SEA FÁCIL Y DIVERTIDO!

¿Sabías que los dentistas recomiendan que empieces a cepillar los dientes de tu hijo en cuanto aparezca su primer diente? El cepillado puede ser fácil…

Leer más

LA PRIMERA VISITA DE TU HIJO AL DENTISTA

¿Cuándo debes empezar a llevar a tu hijo al dentista? ¿Qué debes hacer para preparar a tu hijo para su primera visita al dentista? Y…

Leer más

PREVENCIÓN DE LA CARIES EN LOS NIÑOS

Los hábitos saludables suelen empezar a una edad temprana así que, si quieres evitar que tu hijo tenga caries, haz que se acostumbre a cepillarse…

Leer más